top of page
GYM CONQUER ジム筋華のブランドイメージ

La Verdad Sobre la Reducción de Sal: ¿Es Realmente Efectiva?



¡Descubre la Dramática Verdad Sobre la Reducción de Sal!

Durante mucho tiempo se ha creído que la reducción de sal baja efectivamente la presión arterial. Sin embargo, un metaanálisis reciente, que incluye 13 estudios, revela una conclusión sorprendente: ¡la reducción de sal no baja efectivamente la presión arterial! A menos que pertenezcas al 20% de personas sensibles a la sal, preocuparse por la ingesta de sal podría ser un mito.

Una escena intensa al estilo JOJO. En un lado, hay alimentos altos en sal (alimentos encurtidos y sopa de miso). En el otro lado, se representan huesos liberando calcio y magnesio debido a una reducción extrema de sal. La escena presenta colores vibrantes y expresiones dramáticas y exageradas.

Ingesta de Sal y Cantidades Recomendadas

La ingesta diaria promedio de sal para los japoneses es de alrededor de 9-11g. En contraste, las Guías Dietéticas para los Japoneses (2015) del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar recomiendan una ingesta diaria de menos de 8.0g para hombres y 7.0g para mujeres. La OMS recomienda menos de 5g por día. Mirando estos números, parece que deberíamos estar atentos a la reducción de sal...


¿Cuáles son las Desventajas de la Reducción de Sal?

Reducir la ingesta de sal puede tener efectos adversos para la salud. Por ejemplo, los huesos actúan como reservorios de minerales. Cuando se limita la sal en la dieta, el cuerpo compensa extrayendo sodio de los huesos, lo que también libera calcio y magnesio. Un estudio informó que después de diez días de consumir 2.2g de sodio (aproximadamente 5.6g de sal), la cantidad de calcio y magnesio excretados en la orina aumentó significativamente.


Además, el Instituto de Medicina (IOM) advierte que para las personas con problemas cardíacos, la reducción excesiva de sal podría aumentar los riesgos para la salud. El metaanálisis de los CDC encontró que reducir la ingesta de sodio a 1500-2300mg por día en realidad aumentaba las tasas de mortalidad. La reducción extrema de sal parece ser peligrosa.


Beneficios de la Ingesta de Sal

La sal juega un papel crucial en el mantenimiento de las funciones corporales. Por ejemplo, los sueros intravenosos contienen solución salina, que coincide con la presión osmótica del líquido extracelular. El agua pura alteraría el equilibrio osmótico, provocando deshidratación o uremia (incapacidad para excretar sustancias nocivas).


Durante el ejercicio intenso en verano, perdemos sodio a través del sudor. Beber solo agua puede provocar una caída brusca en los niveles de sodio, causando un mecanismo contraproducente llamado "deshidratación voluntaria", donde el cuerpo expulsa más agua para concentrar los líquidos corporales. Esto crea un ciclo vicioso.


El sodio también ayuda a mantener los niveles de pH. Durante el entrenamiento, los ácidos como el ácido láctico bajan el pH, pero el sodio ayuda a mantenerlo estable. El sodio también es vital para la digestión, ya que el ácido clorhídrico en el estómago se deriva de los iones de cloruro dietético (sal). En verano, beber mucha agua puede reducir los niveles de sodio, disminuyendo la producción de ácido estomacal y el apetito. Consumir sopa de miso o similar puede reponer eficazmente el sodio.


Conclusión: Reconsidera la Necesidad de la Reducción de Sal

Reducir la ingesta de sal no es universalmente beneficioso. Es crucial consumir la cantidad necesaria de sal y evitar reducciones extremas. Evaluar la sensibilidad a la sal de cada uno y adaptar la ingesta de sal en consecuencia es clave para mantener una verdadera salud.



0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page