top of page
GYM CONQUER ジム筋華のブランドイメージ

Corazón de Oro: Conquistando Enfermedades Cardiovasculares al Estilo Dio Brando



Enfrentando el LDL Oxidado: El Poder de las Vitaminas Antioxidantes

¡No temas, LDL oxidado! Para proteger la santidad de nuestra salud cardiovascular, debemos emplear el poder de los antioxidantes y prevalecer en esta batalla.

Una imagen que ilustra estrategias contra el LDL oxidado, los efectos de los edulcorantes artificiales y la glicación, presentada en una publicación de blog al estilo

Vitaminas Antioxidantes

¡Especies reactivas de oxígeno, ustedes son el enemigo que oxida el LDL! Para contrarrestar esto, utilizamos el poder de los antioxidantes. La vitamina E, el guardián de los lípidos, y la vitamina C, el guerrero de las sustancias solubles en agua, unirán fuerzas. Trolox, ¡muestra tu verdadera fuerza! Cuidado, el producto vendido en Japón con el mismo nombre es completamente diferente.


CoQ10

¡Contempla el verdadero poder del corazón, indicado por la fracción de eyección ventricular izquierda (LVEF)! Aquellos que mueren repentinamente a menudo tienen LVEF bajo. El uso prolongado de esteroides puede disminuir la LVEF, conduciendo a la muerte súbita. ¡Aquí viene CoQ10 al rescate! CoQ10 mejora la actividad antioxidante y apoya la función cardíaca. Sin embargo, la síntesis disminuye con la edad, lo que requiere una ingesta externa. Ubiquinol, ¡préstanos tu poder reductor!


Ribosa

Para suministrar energía al corazón, la ribosa es indispensable. Junto con CoQ10, la ribosa puede mejorar las condiciones cardiovasculares al proporcionar energía esencial al corazón.


Resveratrol

Después de 12 semanas de ingesta de resveratrol, los pacientes diabéticos mostraron una mejora en la rigidez arterial y una reducción del estrés oxidativo. El resveratrol imita los efectos de la restricción calórica a través de las vías Sirt y AMPK.


Extracto de Semilla de Uva

Las semillas de uva contienen potentes antioxidantes. Se ha demostrado que previenen el agrandamiento del corazón causado por los esteroides anabólicos y reducen el LDL oxidado.


¿Son Villanos los Edulcorantes Artificiales?

A continuación, desvelemos la verdad sobre los edulcorantes artificiales, nuestro némesis. A medida que aumenta la conciencia sobre la salud, se prefieren los alimentos naturales, mientras se evitan los alimentos procesados y los aditivos. Sin embargo, los edulcorantes artificiales a menudo se malinterpretan.


Respuesta a la Insulina y Peso

Los edulcorantes artificiales pueden estimular la insulina, bajar el azúcar en la sangre y aumentar el apetito. Sin embargo, si puedes controlar tu dieta, los edulcorantes artificiales pueden ser una herramienta poderosa para perder peso.


Preocupaciones de Seguridad

Los edulcorantes artificiales como el sucralosa y el acesulfame K son extremadamente dulces, lo que requiere un uso mínimo, reduciendo así el impacto en la salud. Sin embargo, la respuesta aumentada de insulina en individuos obesos es una preocupación.


Efectos en el Comportamiento y los Neurotransmisores

Un estudio en ratones mostró que el azúcar promueve la liberación de dopamina más que los edulcorantes artificiales, lo que sugiere el potencial adictivo del azúcar, pero también su papel en la estabilidad mental. El impacto de los edulcorantes artificiales es más leve en comparación.


El Poder de Coagular la Sangre

Coagular la sangre no es un vicio. Esta función esencial, apoyada por la vitamina K, es crucial para detener el sangrado.


El Papel de la Vitamina K

La vitamina K no solo ayuda en la coagulación de la sangre, sino que también previene la arteriosclerosis. Prevenir la paradoja del calcio y la calcificación requiere una ingesta suficiente de calcio.


Fósforo y Osteopontina

La ingesta excesiva de fósforo y la osteopontina presentan riesgos. El resveratrol ayuda a reducir la osteopontina y protege la salud vascular.


Comprendiendo la Glicación

La glicación, la reacción entre el azúcar y los aminoácidos, genera AGEs, lo que lleva a la rigidez vascular y la aterosclerosis.


Prevención de la Glicación

Para prevenir la glicación, controla la ingesta de azúcar, mejora la sensibilidad a la insulina y mantiene niveles estables de glucosa en sangre. La medición regular de AGEs también puede ayudar a monitorear y gestionar los riesgos.



Comments


bottom of page