top of page
GYM CONQUER ジム筋華のブランドイメージ

La Batalla entre la Fructosa y la Grasa Abdominal: Desafiando al Destino con la Verdad



"Buen dolor..." A medida que los hombres envejecen, muchos encuentran que su vientre crece, no solo por el debilitamiento de los músculos transversos del abdomen, sino por la acumulación de grasa. Este enemigo invisible, al igual que un stand, se acerca sigilosamente. Pero al comprender a este enemigo y aprender cómo luchar contra él, ¡puedes desafiar al destino!

Ilustración dinámica de un personaje inspirado en Jolyne Cujoh de JoJo's Bizarre Adventure, en su icónica pose de JoJo. Tiene el cabello largo y verde claro, peinado en dos moños con mechones sueltos y lleva un atuendo verde con patrones. Adopta una pose dramática con el cuerpo torcido y un brazo extendido, rodeada de moléculas estilizadas de cortisol y estructuras de fructosa. El fondo presenta energía arremolinada y elementos brillantes, simbolizando los procesos metabólicos y la batalla contra la acumulación de grasa. Las onomatopeyas en inglés como 'ORA ORA' y 'MENACING' añaden a la atmósfera intensa. La escena es vibrante, colorida y dramática, capturando la esencia de una confrontación al estilo JoJo.

El Papel del Cortisol en la Grasa Abdominal

El aumento de la grasa abdominal está relacionado con la obesidad central, un efecto secundario de los corticosteroides suprarrenales, principalmente debido al cortisol. Esta hormona se reactiva en el hígado, el tejido adiposo y el epiplón, promoviendo la acumulación de grasa. El cortisol también aumenta el apetito y activa la sintasa de ácidos grasos (FAS). "¡Este enemigo invisible es un duro adversario!"


El Papel del NADPH y 11βHSD1

Aquí está el meollo del asunto: cómo la restricción de carbohidratos afecta al cortisol. El NADPH, presente en las células, impacta la enzima 11βHSD1. Cuando se restringen los carbohidratos, los niveles de NADPH caen, reduciendo la actividad de 11βHSD1 y el cortisol. Sin embargo, la ingesta de fructosa anula este beneficio.


El Impacto de la Fructosa

La fructosa pasa por alto la fosfofructoquinasa, lo que lleva a un aumento de triglicéridos. En las células adiposas, la fructosa se convierte en fructosa-6-fosfato, lo que mejora la actividad de 11βHSD1. En consecuencia, aumentan la grasa abdominal y los ácidos grasos libres. "¡Este enemigo invisible sigue haciéndose más fuerte!"


Investigación en Ratas

Estudios en ratas muestran que las dietas altas en fructosa aumentan el apetito, la grasa abdominal y los receptores de cortisol. La ingesta crónica de estrés y fructosa también aumenta la expresión de 11βHSD1, exacerbando la síntesis de grasa.


 

Conclusión

La fructosa debe evitarse durante la restricción moderada de carbohidratos. Incluso pequeñas cantidades evitan la reducción del cortisol. Los culturistas y las personas preocupadas por su salud deben limitar la ingesta de fructosa, especialmente en los días de trampa. "Buen dolor... pero ahora vemos la forma de desafiar al destino!"


0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page
</